Sucede que ya nadie escribe cartas para enamorar. Sucede que ya nadie se arriesga a amar por temor a perder, no saben que para amar hay que olvidarse de ganar o perder, sólo hay que amar

Uncategorized 1199 Visitas
Compartir

Comentarios