Que el amor de Dios cobije tus sueños, te dé un agradable descanso y un Bendecido despertar. Buenas Noches.

Que mi almohada sea tú regazo, que me cobijen, tus cálidos y poderosos brazos, que me tranquilicen los latidos de tu sagrado corazón, que me purifique tu mirada, mientras velas mi sueño y que llegue un nuevo día sintiéndome uno contigo…Amén. 

Abre tu Corazón en este momento y permite que Dios transforme cada lágrima tuya en un «te amo», cada dolor de tu alma en un «Yo te consuelo «y cada problema en «Yo te proveo». 

Loading

Spread the love

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies