Buenos días

El pan en mi mesa
se lo debo solo a Dios,
que por mi vela, que no me deja,
que me bendice para que siempre
alimentos tenga en mi hogar.
Gracias Dios, por proveerme
el pan cada día.

En este nuevo día que recién comienza
quiero dedicar todo mi agradecimiento
a Dios, por mi sustento, por el alimento
que me proporciona a mí y a mi familia
todo el tiempo. Gracias Dios,
sinceramente te lo agradezco.
Te agradezco con el corazón Señor,
por la comida de hoy y te pido que
por favor cuides de mi trabajo para
poder seguir trayendo sustento
a mi hogar cada día.
A veces olvido agradecerte por
las cosas pequeñas mi Dios,
pero sé que ellas también representan
una gran bendición. Es por eso que hoy
te dedico estas palabras para agradecerte
por los alimentos que nunca faltan en mi casa.
Gracias…

Te deseo hoy más sonrisas, menos preocupaciones,
mucha suerte y salud en tu vida y que Dios te regale,
muchas bendiciones
Mas como esto→

Loading

Spread the love

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies